lunes, 10 de marzo de 2014

Manta ripple o zig-zag.

Esta manta es una deuda que tenía pendiente desde hace un año. Prometí que se la haría a una persona muy especial. Quería que fuese grande y abrigase. Dice que todas las mantas de sofá son pequeñas...cuando te tapas por un lado te destapas por el otro. El tiempo pasaba, pasaba... y la manta sin terminar... Jejeje. 
La hice muy grande y en cada vuelta tardaba unos cuarenta minutos. Al final fueron cien vueltas...las he contado por curiosidad.
He tenido unos pequeños problemas con los extremos. Sin darme cuenta iba aumentando en cada vuelta y claro... a deshacer. Tardé un tiempo en darme cuenta en dónde fallaba.
Al final la TERMINÉ...me quité un lastre que llevaba demasiado tiempo en mi cesta de cosas sin rematar. Qué bien se siente una cuando termina labores antiguas!!!




Como quería que abrigase mucho, aproveché otra manta que tenía por casa y la puse de trasera. Estuve dudando si comprar un forro polar...pero, para qué gastar si tenía una y le encajaba perfectamente. No se aprecia bien porque es exactamente del mismo granate que la lana.

Espero que os haya gustado. No pongo el patrón ya que en internet hay infinidad de ellos. 
Un besiño y feliz labor.