jueves, 3 de abril de 2014

Conjunto de bordado.

Hola chicas. Hace tiempo que comencé este conjunto que os enseño hoy. Tuve unos problemillas con él y lo abandoné durante bastante tiempo.
Al final la conciencia me remordía y decidí terminarlo. Después de todo lo que me costó hacerlo... es mío,solo mío...
Aprovecho para compartirlo con todas vosotras un jueves más en Rums.

Este conjunto está compuesto de tres partes. Un maletín para los hilos de bordar,una valisette con la técnica del deshilachado y un estuche para las agujas, palillos, mechero, punzón y demás utensilios que surjan.

Compré unas telas de franela porque quería hacer algo distinto. Busqué en internet y decidi utilizar una de las telas para hacer deshilachado. La verdad es que es muy sencillo y divertido. Yo solo utilicé dos telas: una para el fondo y la otra que corté. Sé que se puede hacer con más telas pero no quería que quedara muy aparatoso.


En esta foto se ve mejor el efecto. Veis los cortes en la tela?
La que usé en el estuche plano es la misma que lleva la valisette. En directo se ven los círculos en cada uno de los cortes. 





Utilicé plástico para poder ver lo que hay en cada uno de los bolsillos. Sé que tiene una vejez mala pero quería probar.
El maletín lo hice con una tela rosa para que estuviera en la gama del conjunto y las aplicaciones las realicé con las mismas telas de franela.

Parte superior.

Frontal maletín.


Casi no termino el conjunto!!! El culpable... el maletín. Bueno, mejor yo.
NUNCA, NUNCA  se os ocurra planchar una labor que tenga un dibujo pasado con papel calcante. Se fija y no hay manera de quitarlo. Labor estropeada.
Aquí os dejo la foto para que veáis el amarillo marcado del acolchado.


Como quería hacer un acolchado vintage, busqué un dibujo y lo pasé con papel calcante amarillo. No sé muy bien porqué lo planché. Cuando terminé de acolchar vi que las rayas se veían mucho y decidí lavarlo para que le pasarán. No había manera de que se fueran  :-( . Tocó...buscar un remedio al estropicio. Después de tanto tiempo de trabajo no lo iba a guardar como si tal cosa.

Encontré en una tienda una bobina de hilo con una lentejuela. Tuve que coserla por todo el dibujo a mano. Al final, el resultado me gustó mucho pero fue muy tedioso hacerlo.

Con cada labor se aprende algo nuevo. No hay que desesperar. Cabrearse por un momento pero después buscar solución al problema. Casi siempre la tiene.

Espero que os haya gustado mi nuevo conjunto. Creo que ya no me quedan muchos por hacer!!! Los debo tener casi todos.
Espero que os haya gustado y hayáis aprendido algo de mi metedura de pata.
Un besiño y feliz labor.